Relleno 'El Ojito', un problema que huele mal

RellenoEl problema del relleno sanitario de Popayán revive a poco tiempo de vencerse el plazo otorgado por la Corporación Autónoma Regional del Cauca - CRC. Hay incertidumbre sobre los estudios adelantados por la empresa encargada, y los habitantes de los sectores aledaños sufren por la contaminación.

















El relleno sanitario de Popayán, esta ubicado a menos de 9

kilometros de la zona urbana, incumpliéndose asi la norma que indica que debe

estar ubicado a más de 60 kilometros. / Foto: Reinaldo Hoyos


Por: Reinaldo Hoyos Molina


Cuando llega la noche don Marino Llantén intenta que no quede ni un solo hueco entre su cobija y él, por donde puedan entrar los olores del relleno sanitario ´'El Ojito'.


En la vereda Alto Cajete sucede que mientras las familias intentan dormir, los bulldozers, las volquetas, los pitos, los roedores y los olores, despiertan. "Hasta el sueño nos lo han quitado con la contaminación que ya lleva más de 18 años", dice don Marino, mientras mira desde la ventana del segundo piso de su casa el único panorama que puede ver: una mole de basuras en 'El Ojito'.


Él hace parte de las 15 familias vecinas al botadero de basura a cielo abierto de la ciudad que hoy, de nuevo, tiene en aprietos al municipio de Popayán. Por un lado, al plazo del cierre que dio la Corporación Autónoma Regional del Cauca (CRC), ya le quedan menos de cuatro meses; por otro lado, Popayán hace parte de las seis ciudades a nivel nacional que aún no han podido resolver el problema de los depósitos de residuos sólidos a cielo abierto. Y la propuesta de reubicación no se ve por ningún lado.


Esta situación ha generado inquietudes en la comunidad de la vereda Alto Cajete, quienes son los más afectados por el impacto ambiental que genera dicho botadero de basura. Ellos están ubicados a tan solo mil metros de "El Ojito". Los olores desagradables los acompañan durante todo el día, "llegan sin avisar. Y cuando hace sol y después llueve, eso se alborota" dice Jimena, otra habitante del sector y líder de la comunidad.


Al caminar por la carretera de la vereda es común ver árboles llenos de gallinazos; un olor que poco a poco se hace intenso y si se entra a las casas, las moscas y los excrementos de los roedores se hacen evidentes.


Denuncian que el problema lleva años sin dársele solución definitiva, "siempre nos hacen promesas, que ya lo van a cerrar y nada. Por ejemplo, nos prometieron brigadas de salud y una tapa para el acueducto veredal para que las heces fecales de los gallinazos no caigan en el agua, pero ni eso lo han cumplido".


¿Cuál es el problema?


El relleno sanitario a cielo abierto, llamado 'El Ojito', está ubicado en un lote localizado en el suroccidente de Popayán, en la vía que conduce a El Tambo. A unos 9 km de la población urbana - más cercana (Barrio Lomas de Granada); 1km de la población rural - más cercana (vereda Alto Cajete); 500 metros del rio Cauca, y a 10 metros de la quebrada 'El Ojito', de ahí su nombre. Ubicación geográfica que ya es una falta a la Resolución 1390 de 2005  del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo en la que se registra, entre otras cosas, que "los depósitos finales de residuos sólidos deben estar a más de 60km de la población urbana más cercana".


Desde el año pasado el municipio cedió los trabajos de aseo de la ciudad a la empresa Serví Aseo SA ESP, en licitación pública. Empresa que apenas lleva un año en servicio (empezó desde el 1 de abril del 2011) y es la encargada, en la actualidad, de realizar los diferentes estudios y posterior compra del predio donde se reubicará el relleno. La repartición de la carga del aseo del municipio quedó en un 20% a cargo del municipio y un 80% a cargo de la empresa privada.


La situación es que a escasos 3 meses y algunos días, Serví Aseo no ha hecho público ningún documento que se refiera los estudios preliminares (de impacto en el ambiente, en lo social, en la economía, estabilidad de los terrenos, etc.) de algún territorio en especial.


Se habla de cinco lugares visitados, pero la información que se conoce no ahonda en detalles, lo que genera incertidumbre, inclusive en los mismos círculos del edificio de la alcaldía. "Hemos visto que Serví Aseo ha querido llevar esto también de forma, digamos, clandestina; no se ha abierto a la comunidad", expresa Niel Alexander Girón actual Concejal de la ciudad y coordinador de la comisión de Concejales para asuntos del medio ambiente, creada después del control político que se realizó el viernes 17 de febrero de 2012.


Sin embargo, se rumora que el lugar que más posibilidades ofrece se ubica en la vereda Cajamarca, entre el Charco y el Bajo Charco (vía a El Tambo). Pero la comunidad de ese sector, ya dio su no rotundo el pasado 20 de febrero afirmando además, que la empresa Serví Aseo no ha socializado ningún proyecto con los habitantes.


El alcalde de la ciudad, Francisco Fuentes, quién inicio labores el 1 de enero del 2012, ha expresado que ya pidió una reunión con el gerente de la empresa Serví Aseo SA ESP para que ésta le rinda cuentas sobre la situación actual de los estudios.

Las declaraciones de Serví Aseo no fueron posibles por más que este medio de comunicación insistió.


La incertidumbre


Por otro lado, la Corporación Autónoma Regional del Cauca (CRC) ha generado una serie de resoluciones desde el 2009 con las que se conceden prorrogas, con base en estudios y pedidos de las autoridades competentes, que permiten la permanencia del relleno sanitario 'El Ojito'. La Resolución actual, la Nº 1153 del 30 de marzo del 2009, resuelve en el artículo quinto que se dará 12 meses de más de uso al relleno sanitario "El Ojito". Es decir hasta el 1 de junio del 2012.


Su director general, Jesús Hernán Guevara, expresó que "en la actualidad el manejo de los residuos sólidos de la ciudad es más responsable que antes, por ejemplo, los lixiviados son más amigables con el ambiente. El problema de contaminación no se niega, pero es algo que no se logra de la noche a la mañana". Y ante la pregunta de que si es inminente un nuevo aplazamiento responde que "a su despacho no ha llegado ninguna propuesta de Serví Aseo, y es claro que el plazo para el cierre es el 1 de junio".


Al parecer ninguna de las entidades se hace responsable de la 'papa caliente' en la que se ha convertido el tema "El Ojito", "se pasan sus funciones de uno a otro y no le dan respuesta a la comunidad como debe ser", sostiene el concejal Niel Alexander Girón.


Es tal la incertidumbre, que la Procuraduría 7 Judicial Ambiental y Agraria del Cauca, hizo pública, el pasado viernes 17 de febrero, una carta a través de la cual se le solicita al alcalde Francisco Fuentes Meneses, que agilice los trámites para el cierre del relleno sanitario.


Lo anterior deja en claro la posibilidad de que Serví Aseo pida una prorroga hasta el mes de abril del 2013. "Es inminente un aplazamiento, pero nosotros como concejo municipal no estamos de acuerdo porque eso es jugar con el sentimiento de la ciudad", puntualiza el concejal Alexander Girón.


Por su parte, Carlos Horacio Gómez Quintero, Jefe de la Oficina de Planeación Municipal, afirma que "es Serví Aseo quien tiene que adelantar la búsqueda y ajuste del nuevo terreno; lo que, por supuesto, no exime de responsabilidades al municipio en el acompañamiento del proceso". Sin embargo, manifiesta que en su opinión es difícil que "en cuatro meses se pueda seleccionar y adecuar un sitio para la disposición final de basuras".


Mientras tanto, la salud de los habitantes de los sectores aledaños sigue en juego. Las infecciones respiratorias y las alergias son el pan de cada día. "Mi padre murió hace, más o menos, un año y medio a causa de una infección respiratoria", comenta Marino Llantén. Y la situación se complica en la época invernal; "acá una gripe pega más duro y los niños se la permanecen con una tos constante" dice María del Carmen Cobo, otra habitante de la vereda. Por eso hacen tanto énfasis en las brigadas de salud y revisión del agua potable del acueducto veredal, que Serví Aseo quedó de enviarles y que no ha cumplido.


El tiempo pasa y se espera que las autoridades municipales se pongan de acuerdo para dar claridad sobre el tema, antes del vencimiento del plazo este año. Aunque es inminente una prórroga, los habitantes dicen estar dispuestos a utilizar las vías de hecho si esto llega a suceder. "No nos cumplen, de la liquidación del Fondo de Aseo de la Alcaldía no nos dieron nada, llevamos más de 18 años queriendo que nos quiten ese relleno de ahí, y ¿otra prorroga más? No. Cerramos el acceso al relleno si es necesario", expresan.


Llega la noche y los olores se hacen más intensos con cada descarga de las volquetas y cada 'pasón' de los bulldozers. Marino Llantén no hace otra cosa sino mostrar sus manos y dice "¿Ve mis manos?, eso es herencia del relleno".


Videoclip sobre la situación.

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Contacto
Copyright © 2014 Agenda Propia AP. Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización de su titular
Popayán - Cauca - Colombia - Sudamérica
Desarrollado por: handres